Cuando hablamos de bosques, nos referimos a aquellas áreas que están pobladas de árboles con diferentes especies posibles. Para considerar esas áreas como un bosque, deben ocupar una superficie mínima y poseer una importante densidad de árboles que, habitualmente, conviven con otras especies de flora (arbustiva, herbácea y muscinal) y de fauna.

 

Existen múltiples tipos de bosques que podemos clasificar en función del clima y la altitud en la que habitan, el tipo de follaje (caducifolio o perennifolio), el tipo de arbolado (coníferas, frondosas o mixto), etc.

 

En aquellos casos en los cuales las formaciones vegetales carecen de árboles o, de poseerlos, tienen una muy baja densidad, estaríamos hablando de otro tipo de comunidades como son los matorrales, prados, etc.

 

De igual manera que los paisajes naturales son cada vez más escasos, también los bosques están en retroceso debido a varios factores como son la tala incontrolada para su aprovechamiento o para sustituirlos por otro tipo de recursos (cambios de cultivo, urbanizaciones, infraestructuras viarias, industriales, etc).

 

“Una nación que destruye sus suelos se destruye a sí misma. Los bosques son los pulmones de nuestra tierra, purifican el aire y le dan una nueva fuerza a nuestra gente.” 

Franklin D. Roosevelt

 
TITULO
DESCRIPCION