Una naturaleza muerta o bodegón, es una pieza cuyo sujeto consiste en una composición de objetos inanimados, que se colocan normalmente de forma decorativa o expositiva sobre algun soporte de naturaleza muy diversa (mueble, encimera, máquina o mecanismo, roca o piedra de tamaño adecuado, una paca de paja o hierba, en el propio suelo, etc).

 

Para ello, en estos tres casos, se colocan de manera compositiva y armoniosa diferentes objetos, productos o materiales de contenido natural, biológico o no, (alimentos cocinados o frescos, flores, hojas, frutos, madera, raíces, minerales, etc) o bien procesados o sintéticos (telas, utensilios y herramientas decorativos o funcionales, antigüedades, libros, joyas, monedas, cerámica, cristal, porcelana, metal, plástico, etc).

 

Estas composiciones, principalmente los bodegones, tienen su origen en el arte pictórico y que, en su momento, adoptó el arte fotográfico. La relevancia que, desde hace tiempo, ha tomado la gastronomía, sobre todo aquella muy elaborada y decorativa, junto con una infinidad de productos que, con motivos expositivos o de venta, también han demandado su representación principalmente fotográfica.

 

“Cada vez que he tenido algo que decir, lo he dicho tal como sentía que debía decirse. Motivos diferentes reclaman invariablemente medios de expresión diferentes.“

Pablo Picaso

 
TITULO
DESCRIPCION