Debemos reconocer que los objetos y los lugares no son, por si mismos, lo que es importante en el patrimonio cultural; son importantes por los significados y usos que las personas atribuyen a esos bienes materiales y a los valores que representan.

 

Según lo que expresa la UNESCO, el patrimonio inmaterial se refiere a las prácticas, expresiones, saberes o técnicas transmitidas por las comunidades de generación en generación.

 

En todo caso, entendemos por patrimonio inmaterial a los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas, junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes y que las comunidades, los grupos y en algunas ocasiones los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

 

Este patrimonio se manifiesta en particular en los ámbitos siguientes:

  1. Tradiciones y expresiones orales, incluído el idioma.
  2. Las artes del espectáculo.
  3. Los usos sociales, rituales y actos festivos.
  4. Los conocimientos y usos relacionados con sus ámbitos de actuación.
  5. Las técnicas artesanales tradicionales.

 

El patrimonio inmaterial, aquel que no podemos palpar ni localizar en un lugar concreto es tal vez el más importante y frágil a la vez, ya que se encuentra principalmente alojado en nuestras mentes.“

Yo mismo

 
TITULO
DESCRIPCION