Patrimonio Natural


Patrimonio Cultural

El diccionario panhispánico del español jurídico define el patrimonio natural como el conjunto de bienes y recursos de la naturaleza, fuente de diversidad biológica y geológica, que tienen un valor relevante ambiental, paisajístico, científico o cultural.


Fuera de las múltiples definiciones que podemos encontrar sobre el patrimonio natural, lo importante es tener en cuenta la fuerte influencia que tiene en nuestra identidad como sociedad y en el desarrollo de nuestras vidas, conocer los valores que nos aporta y saber identificar las debilidades y las fortalezas que le afectan para, de esta manera, saber articular las estrategias propicias para su comprensión y protección.


En este sentido, con este trabajo que comparto con vosotros a través de esta web, intento aportar información de una manera visual e interpretativa, además de mostraros los recursos tan interesantes y hermosos que la naturaleza nos ofrece.


"Mantén tu amor hacia la naturaleza, porque es la verdadera forma de entender el arte más y más.”

Vincent Van Gogh


Según la UNESCO, el patrimonio cultural es aquel que recibimos del pasado, que disfrutamos en el presente y que transmitiremos a las generaciones futuras. También establece que ciertos lugares tienen un “valor universal excepcional” y pertenecen al patrimonio común de la humanidad.


No obstante, el patrimonio cultural no se limita únicamente a sitios de gran relevancia, protección y divulgación, sino que existen infinidad de manifestaciones y bienes culturales que pasan desapercibidas o se conocen a nivel local y que, muchas de ellas, se encuentran en un mal estado de conservación, grave peligro de desaparecer o ya desaparecidas.


A la hora de clasificarlo, se hace una primera diferenciación entre el “patrimonio material” que es aquel que ocupa un lugar y extensión concretas, mientras que el “patrimonio inmaterial” que es el que está formado por bienes que no tienen un soporte físico y que son de mayor fragilidad y más difíciles de conservar.

En cuanto al primer grupo (material), destacaríamos los bienes arqueológicos, los bienes histórico-artísticos, los bienes etnográficos, los bienes urbanísticos y ciudades históricas, los lugares y monumentos históricos, los bienes documentales y bibliográficos.

En cuanto al segundo grupo (inmaterial), destacaríamos los idiomas y dialectos, los topónimos, las religiones, los ritos, música y tradición oral.


"No quiero mi casa amurallada por todos lados ni mis ventanas selladas. Yo quiero que las culturas de todo el mundo soplen sobre mi casa tan libremente como sea posible. Pero me niego a ser barrido por ninguna de ellas.”

Mahatma Gandhi